Reflexión: El Impacto Social de la Cultura

El impacto social de la cultura

Sin entrar en honduras sobre posibles definiciones de cultura podemos acordar que sus diferentes expresiones tienen que ver con compartir algo, un conocimiento, y compartirlo de una forma especial además. Una manera donde lo primordial, lo único, no es el estrato cognitivo si no que este se complementa, se amplifica, se explica más ampliamente a través de la implicación de las emociones. Compartimos pues aquello que sabemos y utilizamos las emociones para que ese compartir llegue de otra manera y el aprendizaje tenga otro calado.

“Compartir”, “aprendizaje”… nos acercamos a “avanzar”, a “desarrollar” esta sociedad que co-habitamos, que co-generamos. A generar progreso, en definitiva.

Es simplemente por esto que decimos que la cultura tiene un impacto social. Que debemos buscar en la sociedad y en su desarrollo el impacto positivo del trabajo de las organizaciones culturales.

Pero, ¿Cómo lo hacemos?

Tenemos por un lado lo que ocurre en la experiencia cultural dentro de la persona-. ¿Podemos encontrar la afección que toda una serie de contactos culturales ha realizado en el devenir de una persona? En el trascurso de nuestros trabajos directamente en una ocasión, clamando al viento nos aclararon  el encargo: “yo lo que quiero saber es de qué manera, las bibliotecas que pongo al servicio de un ciudadano, las representaciones que organizamos en el Teatro municipal, los conciertos de la plaza han aportado para que alguien, crezca, se desarrolle, estudie, sea feliz y mejor persona”. Ahí es nada. Un encargo para una vida.

Tenemos por otro el cúmulo de ciudadanos, lo macro. Podemos cotejar las inversiones realizadas, las series de datos, con series estadísticas de corte social con índices de paro, igualdad, seguridad etc. y comprobar la existencia de correlaciones para posteriormente tratar de avanzar en las posibles causas de esas correlaciones.

Es en esta sociedad en abierto donde podemos medir también el impacto en la marca. En la propia marca de la organización o en la del territorio.

Y por último en la relación de la organización con esa sociedad [por ejemplo en el grado de participación] y en la consolidación de mecanismos de escucha, procesado y devolución de información podremos también indagar en busca de ese impacto que estamos seguros de que se da.

Andoni Garaizar